¿Cuál es la pentatónica correcta?

En este artículo vamos a zanjar definitivamente el dilema de qué pentatónica elegir para hacer solos según el acorde que esté en la armonía. ¿Cuál es la pentatónica correcta para tocar sobre una serie de acordes?

Aunque parece un tema manido, sigo encontrando muchas dudas y equivocaciones cuando se trata de entender por qué y para qué se usa una pentatónica u otra dependiendo de si el acorde del acompañamiento es mayor o menor.

Empecemos por el principio…

¿La pentatónica correcta o el acorde apropiado?

En el principio solo había oscuridad, entonces Él… ¡No, es broma!  :mrgreen: 

Lo que quiero puntualizar es que no hay nada correcto o incorrecto de base. Son conceptos muy subjetivos. Lo verdaderamente importante a la hora de hacer música es que te guste a ti y, por supuesto a la gente que escuche lo que haces (si te importa, claro, si eres una de esas personas que no quieren compartir lo que creas y sólo te interesa tu motivación personal, también es perfectamente legítimo, pero la regla sigue funcionando).

Sin embargo, por tradición, cultura y costumbre, hay ciertos tipos de sonoridades que se aceptan más que otros. Te lo voy a explicar con una foto. Te presento a la famosa Familia «Escalada» (no proviene del deporte jejeje).

qué escala meto aquí

La escala correcta…

En la foto puedes ver a una serie de personas que soportan en sus hombros a otras personas. Las que aguantan el peso son los acordes y las que están encaramadas son las escalas. 

Con el código del semáforo —rojo, amarillo, verde— se representa lo «aceptable» que es una sonoridad para el oído medio.

Por regla general, lo que el oído medio acepta, es la combinación de elementos de igual carácter. La contraposición es más tensa. Las cosas mayores con las mayores y las menores con las menores: Color verde. 

El color rojo indica que tocar algo mayor —una escala— sobre algo menor, no gusta. La persona pequeña de la foto acabaría reventada de soportar a alguien mayor a hombros. A esto se le llama disonancia.

Pero hay un caso muy particular: las raíces del Blues.

Cuando tocamos algo menor —una escala— sobre un acorde mayor, la cosa es muy diferente a la sonoridad anterior. En este caso se genera tensión, pero no disonancia: Color amarillo (ámbar).

La persona menor de color amarillo que está a hombros de la mayor, indica la capacidad que una persona mayor tiene para transportar a alguien pequeño sobre sí misma. Pero la premisa indispensable es tener sumo cuidado para no dañar al menor. 🙂 

Esto, traducido a lenguaje musical, significa que el carácter de la pentatónica —o la escala que sea— correcta, en este caso, no coincide con el acorde que la sustenta. Sin embargo, puedes usar una escala menor sobre un acorde mayor siempre que te atengas a una serie de normas básicas.

En el acorde apropiado

Las normas básicas para utilizar una escala sobre un acorde son muy simples:

  1. No es el acorde el que decide, en un principio, qué escala tocar. La pregunta es «¿Con qué escala he construido mis acordes? ». Una vez que sabes esto, entiendes el entorno armónico y conoces las posibles dificultades que la escala en cuestión te puede generar cuando toques encima de la rueda de acordes.
  2. Existen tres tipos de notas en una escala: Notas del Acorde, Tensiones y Notas prohibidas. La escala, mientras la vas tocando según pasan los acordes, va trasmutando. Sus notas cambian de función y se acoplan al acorde que suena en cada momento. Las notas de la escala que estén en la estructura del acorde, son aquellas que el oído va a considerar como perfectas.
  3. Las tensiones enriquecen la sonoridad. Las notas que no pertenecen al acorde se dividen en Tensiones y Notas Prohibidas. Las primeras aportan chispa a tus solos, pero hay que usarlas con sentido estético, como aderezos. Son aquellas que están a un tono de las notas del acorde.
  4. La Notas Prohibidas agregan vertiginosidad. Lo que quiero decir es que estas notas, no se pueden tocar de cualquier manera: generan una necesidad muy fuerte de resolver en una nota del acorde. Por eso es mejor tocarlas con duraciones cortas o en tiempos débiles del compas. Son aquella que están medio tono por encima de las notas del acorde que suena en ese momento en la base.

Una vez asimilado esto, para llevarme la contraria, es el acorde el que decida que escala meter. Me explico. Una vez que sabemos lo básico, es el momento de transgredir las normas.

El caso del Blues

Una rueda de  Blues (mayor) está construida a base de acordes mayores. Son los acordes apropiados para crear la sonoridad típica, pero el sonido tradicional que esperamos escuchar se consigue a base de usar pentatónicas menores para improvisar. Una contraposición que contradice la teoría básica. Pero se hace.

En este caso, además de las normas anteriores, hay que añadir alguna más… Y la norma de las normas en el entorno Blues es:

  1. La tercera menor de la escala es una nota «aberrante». Si la tocas sobre el acorde mayor así como así corres el peligro de que no te suene bien. No es una Tensión ni una Nota Prohibida. Es una mega tensión. Y no se puede tocar de cualquier manera…

Fíjate; en un acorde típico de Blues como un A7 tenemos en su estructura: A-C#-E-G. Según la norma básica, para improvisar sobre él, la pentatónica correcta sería la mayor de A: A-B-C#-E-F#. Y en la versión Blues, sería la pentatónica menor de A: A-C-D-E-G.

El análisis de las notas contra el acorde mayor sería este:

la pentatónica correcta

¿Te das cuenta que la pentatónica más usada y característica del Blues —la pentatónica menor— es la que más problema supone? Entonces ¿Por qué es la preferida?

Es una cuestión, vuelvo a repetir, de tradición y costumbre. Las sonoridades que se pueden escuchar al combinar una escala menor y un acorde mayor, generan sensaciones y emociones encontradas. Perfectamente adecuadas para trasmitir, con el Blues, los conflictos de las relaciones, el trabajo o entre amigos y enemigos… El drama de la vida se destila en las notas de una pentatónica menor bien tocada, sobre todo cuando el acorde que la acompaña es un acorde mayor.

El truco para solventar las dificultades es el fraseo. Sobre todo cuando se ejecuta con técnicas como el micro bending. Este tipo de bending (que ya explicaré detenidamente en otro artículo) nos permite tocar la tercera menor de la escala sobre un acorde con tercera mayor, aunque en un principio la sonoridad —sin hacer nada— sea «aberrante».

También se da el caso de encontrar ambos intervalos juntos en un mismo acorde, pero eso es una historia muy diferente que ya veremos en otro momento… ¡Suscríbete al blog para estar al tanto de mis publicaciones! (Tienes el formulario a la izquierda (ordenador) o después del artículo (móvil).

¿Y en un Blues menor? La cosa cambia si los acordes del Blues son menores y, por tanto, la pentatónica que vamos a usar —según el semáforo de la familia Escalada— es una pentatónica menor. Aquí no encontraremos problema alguno.

El análisis de las notas contra el acorde menor sería este:

En este caso la cosa es, técnicamente hablando, más fácil. No hay Notas Prohibidas, sólo una Tensión que, además, es muy bonita si la sabes resolver adecuadamente.

¿Y qué pasa con esa sexta nota de la imagen, el Eb? Es la famosa Blue Note. La que, en Blues menor, nos da la posibilidad de generar esa contracción de la que hablaba antes. El uso de esta nota maravillosa es, también; para otro artículo. No seamos impacientes 😉

De todas maneras, si te interesa avanzar ya en estos temas, puedes recibir Clases de guitarra, armonía y composición online. O también los fantásticos Cursos de Ritmo y Armonía para Guitarra que voy publicando todas las semanas. Pide información sin compromiso. 

¿Cómo practicar esto de la pentatónica correcta?

La manera que yo he encontrado para empezar a manejar el uso de todas las combinaciones de escala/acorde que hemos visto, es aprenderse las digitaciones de las pentatónicas mayor y menor tocadas a la vez. Alternándolas.

Tocas la posición 1ª mayor y acto seguido la 1ª menor; después la 2ª mayor y la 2ª menor… Y así sucesivamente.

Te dejo un vídeo donde te lo explico a fondo y donde me verás practicar la escala pentatónica correcta a la manera que te he sugerido.

¡Nos vemos en el próximo artículo!