El Bending en la Guitarra

Entre todas las técnicas necesarias para tocar con expresividad la guitarra, hay dos que me parecen primordiales. Hoy nos vamos a centrar en el bending en la guitarra.

Todo guitarrista quiere mejorar su técnica para poder tocar solos de guitarra expresivos, pulcros y únicos.

En general, nos fijamos en el aumento de la velocidad, pero creo que hay otros aspectos que, si se trabajan, nos pueden llevar al siguiente nivel a la hora de hacer solos o frases.

Me refiero al bending y al vibrato.

Para mí, estas dos técnicas son la firma del guitarrista.

Las escalas y los acordes básicos son elementos comunes a cualquier guitarrista, pero cada uno de nosotros usamos los bendings y vibratos de manera particular.

Les imprimimos —aunque sea inconscientemente— un carácter y unas sutilezas que nos hacen inconfundibles cuando tocamos. Incluso usando las mismas escalas o cuando interpretamos solos aprendidos de otros guitarristas.

Hoy vamos con algunos recursos imprescindibles para mejorar y hacer que tus bendings sean inconfundibles y precisos…

Fundamentos del Bending en la Guitarra

No es fácil explicar con palabras cómo ejecutar estas técnicas de bending, pero lo voy a intentar.

Un bending, jalada, estirada, flexión de cuerda, etc, como quieras llamarlo, es la técnica que nos permite cambiar la afinación de una nota, sin tener que volver a pulsar la cuerda en la que se halla. 

Esto se consigue doblando la cuerda. Bend en inglés significa eso: doblar. Para lograr que se flexione lo podemos hacer de dos maneras. Estirando la cuerda, paralelamente al mástil, hacia arriba o hacia abajo.

En los dos casos el efecto de «desafinar la cuerda» es el mismo. Lo que cambia es la facilidad u oportunidad que representa un método u otro dependiendo de las circunstancias.

Es decir, a veces es más efectivo estirar la cuerda hacia arriba —hacia las cuerdas gruesas. Aunque en otras ocasiones puede ser más interesante hacerlo hacia abajo —hacia las cuerdas finas.

También hay que tener en cuenta en qué cuerda queremos ejecutar el bending. En las cuerdas sin entorchar es más fácil y habitual, pero se puede hacer perfectamente en las cuerda entorchadas.

Sólo tenemos que ejercer la presión adecuada para doblar la cuerda lo necesario (cada cuerda y traste necesita una determinada y justa).

Y, por otro lado, acordarnos de que en la 1ª cuerda —la prima—, no se puede hacer el bending hacia abajo. Y en la 6ª cuerda —el bordón—, no se puede estirar hacia arriba.

¡En ambos casos nos saldríamos del mástil! :mrgreen: 

Factores que intervienen

Ahora sí, una vez que aprendemos a estirar la cuerda debidamente, debemos tener en cuenta múltiples factores.

No provocar ruidos extraños al rozar o enganchar el resto de cuerdas. A mantener muteadas las que no queremos que suenen con la mano derecha o con los dedos libres de la mano izquierda. A encontrar la afinación exacta una vez flexionada la cuerda. A vibrar la nota alcanzada con el bending para ajustar los posibles desafines… 🙄 

Aquí me tengo que detener.

Como ves hay un montón de instrucciones y puntos clave que hay que dominar para hacer un bending en condiciones. Pero no podemos en un solo artículo detenernos en todos estos aspectos. En artículos posteriores iré desgranando todos los demás misterios y requisitos.

De todas maneras, si te interesa profundizar un poco más, tienes otros artículos que publiqué hace tiempo. Un ejercicio fantástico para mejorar la afinación cuando haces bendings, otro donde explico el famoso bending de Chuck Berry y el fantástico bending de David Gilmour en el tema Another Brick in The Wall.

Ahora vamos con el tema central que hoy nos ocupa…

Tipos de Bending en la Guitarra

Existen muchas maneras o variables para hacer un bending en la guitarra. Vamos a ver las más básicas.

Bending estándar

Este tipo es el más habitual. También se le denomina bending ascendente, porque desafinamos la cuerda hacia tonos más agudos.

Consiste en estirar la cuerda —normalmente hacia arriba— para alcanzar la nueva afinación un número determinado de tonos.

Podemos «desafinar la cuerda» todo lo que queramos (o podamos jejeje):

¼ de tono (a este tipo se le denomina microbending); ½ tono; 1 tono (a este se le denomina Full); 1 tono y ½; 2 tonos… hasta 2 tonos y ½, como David Gilmour en el famoso bending que antes te comenté.

Se representan con una flecha que parte de la nota/traste de salida, así:

bending en la guitarra

Bend Release o Reverso de Bending

Este tipo se denomina de varias maneras: Bend release, que significa literalmente «liberación de la flexión», reverso de bending (Reverse Bend)—como yo lo llamo. También se le denomina Bending descendente, porque desafinamos la cuerda hacia tonos más graves.

Se ejecuta relajando la cuerda —una vez que ya ha sido flexionada previamente— hasta la posición original. O, muy habitualmente también, hasta un punto determinado en el recorrido de bajada, para encontrar una nueva afinación.

Los podemos representar con una flecha que parte de la punta de flecha del bending anterior, así:

Pre-Bending

Este es mi favorito 😎 

Consiste en flexionar la cuerda previamente antes de ejecutar cualquier sonido.

Sin que se escuche el proceso de subida. Es decir, debemos estirar la cuerda, en silencio, hasta alcanzar la tensión adecuada. El punto de estiramiento en el que —supuestamente— vamos a conseguir la afinación deseada.

Es el más difícil porque no podemos echar mano del oído como recurso para afinar la nota que queremos tocar.

Luego, una vez alcanzado ese punto, podemos pulsar la cuerda y conseguir el sonido buscado. Para mantenerlo o para, una vez tocado, combinarlo con otros tipos de bending; habitualmente con un reverso de bending.

Se representa con una flecha vertical que surge de la nota/traste de salida, que, repito, no debemos tocar, así:

Combinaciones de Bending en la Guitarra

Como probablemente ya has adivinado, todos estos tipos se pueden combinar y requete combinar 😉 

Son tantas las posibilidades que sería muy largo consignarlas todas. Sólo una cosa importante que sí quiero que tengas presente: los bendings son la herramienta idónea para tocar melodías de manera distinta a tocar con púa o ligados.

Podemos con este recurso fantástico imitar, por ejemplo, instrumentos como los violines o los pedal steels. Acercarnos al sonido que se consigue con un bottleneck. O transmitir sensaciones muy diferentes al interpretar una misma melodía.

Es la técnica más especial de la guitarra. La que la diferencia de muchos instrumentos en los que no se puede hacer. Y que la convierte en un instrumento especial incluso cuando la comparamos con otros instrumentos de cuerda.

Y, para más emoción, si es una guitarra eléctrica la que vamos a utilizar para disfrutar de esta fantástica técnica, las posibilidades se multiplican porque los recursos se multiplican y son más asequibles.

Todo lo que seamos capaces de hacer usando y combinando los diferentes tipos y variables de bending con una guitarra eléctrica, difícilmente lo podremos conseguir con una acústica, y mucho menos con una guitarra de nylon.

Compruebalo.

Fraseos con Bendings

Hasta aquí el artículo de hoy, pero…

Te dejo un vídeo donde puedes ver en acción algunos de estos bendings y donde te explico cómo hacerlos. El material sonoro que he usado es un fraseo del guitarrista de Guns n’ Roses, Slash. Un increíble lick que seguro que te va a ayudar mucho para mejorar tu técnica de bending…

Y no olvides que si quieres, puedes recibir Clases de guitarra, armonía y composición online. O también los fantásticos Cursos de Ritmo y Armonía para Guitarra que voy publicando todas las semanas. Pide información sin compromiso. También puedes ver más vídeos y lecciones online de guitarra en mi canal de YouTube…