Melodía con Scratches

¡Vamos con un poquito de técnica!

Rasguear una guitarra —strumming en inglés—es lo que se hace cada vez que subimos o bajamos a mano derecha y rozamos con la púa o con la punta de los dedos las cuerdas provocando así que estas suenen simultáneamente… Jejejeje, que yaaaa, que eso ya se sabe de sobra, ¿o no?

Está bien y un scratch ¿Qué es?

Es el sonido que se produce al rasguear las cuerdas, pero sin pulsar ninguna cuerda en el diapasón con la mano izquierda.

Simplemente se apoyan los dedos de la mano izquierda sobre las cuerdas, ejerciendo la presión justa para que estas no produzcan sonidos reconocibles como notas. Un ejemplo muy famoso es la introducción de Voodoo Child (Slight Return) de Jimi Hendrix.

A esta técnica se le llama scratching.

Pues bien, lo que vamos a hacer ahora es intercalar algunos scratches entre las notas de una melodía. De manera que en lugar de tocar notas largas, rellenamos con scratches el espacio entre dos notas  acortadas, hasta completar la duración de la nota original, como si fuera tenida (larga):

Y aquí tienes una línea melódica ejecutada con esta técnica:

Para conseguir este efecto, es muy importante mantener el dedo índice solo apoyado, rozando las cuerda sin llegar a pisar, para no provocar que las notas del traste suenen.

También es necesario como medida de seguridad, utilizar la punta del dedo con el que vamos a pulsar una determinada nota (traste) para mutear por debajo las cuerdas que vayan quedando encima de la que estemos tocando.

Pero mejor verlo en este vídeo demostrativo. Y no olvides que puedes recibir clases de Guitarra, Armonía y Composición ON LINE y Presenciales.