INICIO » BLOG » Acordes Engañosos (Trampantojo)

Acordes Engañosos (Trampantojo)

¿A qué me refiero cuando hablo de Acordes Engañosos? Un acorde es un acorde, es decir un conjunto de notas que se tocan simultáneamente y que producen una sonoridad determinada.

¿Dónde está el engaño, el Trampantojo?

Recuerdo el día que en clase de guitarra, mi profesor —y mentor— Fredi Marugán me explicaba cómo Pat Metheny compuso un tema donde, en su introducción, hay unos acordes que al escucharlos parecen mayores, los primeros, y menores, los segundos.

Pero que al entrar el bajo en juego, la cosa se da la vuelta mágicamente y lo que parecía una cosa era otra muy distinta y con una sonoridad fantástica.

El tema en cuestión es Phase Dance. Cuando lo escuches intenta dejarte llevar por los acordes del principio, por su sonoridad. Si puedes ponlos en bucle y escúchalos hasta justo antes de que entre el bajista.

Luego pasa a la parte de los mismos acordes pero ya con el bajo y disfruta de la sorpresa acústica que provocan (al menos para mí).

Los acordes en cuestión son estos:

Si te das cuenta los acordes de la línea a de arriba son dos mayores y dos menores que, al añadir un bajo determinado, se intercambian sus caracteres.

Alguno de estos acordes, si incluyes el bajo, son un poco difíciles de tocar, pero puedes intentarlo para ir mejorando tu habilidad. Y si no, siempre tienes la opción de grabar la parte aguda —los acordes de la fila de arriba— y tocar el bajo por separado.

La Herramienta Universal

Aquí el quid está en lo que he comentado muchas veces: El control exhaustivo de los Intervalos en la Guitarra.

Mi insistencia en este tema es debida a que tengo la convicción —y por tanto el objetivo de transmitírtelo— de que cualquiera de las escalas que existen, estándar o exóticas, acordes engañosos o «acordes de catequesis» (acordes abiertos), se pueden comprender, inventar y transformar siempre que conozcamos la esencia de todo el entramado musical.

Esta parte nuclear es la simple relación entre dos notas o entre una nota y un acorde. Si le añadimos Ritmo ahí tenemos una composición.

Aprendiendo a usar los Intervalos y cómo encontrarlos en el mástil, con sentido del Ritmo, capacidad de trabajo y espíritu aventurero; no nos haría falta nada más para convertirnos en personas que transmiten con su música.

Conozco a más de uno y una que no ha necesitado estudiar Armonía ni practicar y practicar con la guitarra que, cuando cojen una y tocan y cantan sus composiciones, te hacen sentir cosas muy profundas y especiales.

En esta ocasión no va a profundizar más en conceptos teóricos. Lo mejor es que disfrutes con el vídeo que te dejo. Que escuches y comprendas todas las posibilidades que una serie de notas nos proporcionan si sabemos como desentrañar sus misterios.

No olvides que si quieres, puedes recibir Clases de guitarra, armonía y composición online. Pide información sin compromiso.

También puedes ver más vídeos y lecciones online de guitarra en mi canal de YouTube…