INICIO » BLOG » Notas en el Mástil: ¡No las aprendas más!

Notas en el Mástil: ¡No las aprendas más!

Localizar las notas en el mástil es una herramienta imprescindible a la hora de practicar escalas y manejar acordes a lo largo del diapasón (lo del título es una especie de clickbait).

Simplemente me parece que usar la memoria —que es la manera más habitual de gestionar este reto— no es lo más práctico. Mucha gente intenta recordar las notas una vez que las ha estudiado y memorizado y… ¡cae en la cuenta de que rápidamente las olvida!

Para localizar las notas en el mástil son mejores otro recursos como las relaciones por puntos de referencia, como explico en este artículo, que, por cierto, fue el primero que escribí en este blog.

Pero… (en este caso el pero no anula o contraviene lo anterior. 😛 )

Hay otro sistema que me parece muy muy práctico y que, usado de manera complementaria con el de localizar las notas en el mástil, puede llevarte al siguiente nivel en lo que se refiere al control y manejo de las escalas y los acordes cuando estás, sobre todo, improvisando.

Se trata de visualizar la posición de los intervalos y sus interrelaciones a lo largo del mástil.

Obviamente, lo que vamos a trabajar hoy parte de la escala de C, que es, digamos, el patrón universal. Aun así, verás que con el uso continuado de esta herramienta, podrás localizar y utilizar cualquier escala o intervalo específico de un acorde, con mucha más agilidad.

Para ello, de partida, sí que hace falta un pequeño ejercicio de memoria. Se  trata de «fotografiar» en tu mente un pequeño cuadro de relaciones interválicas de un recorte cualquiera del diapasón, que abarca tres cuerdas consecutivas entre la 6ª y la 3ª.

¿Por qué no incluyo la 2ª y La 1ª?  Muy buena pregunta 😉

Porque, como ya sabes, la 2ª cuerda está afinada medio tono más grave que el resto de cuerdas y desbarataría las posiciones del cuadro. Más adelante en este artículo tienes el cuadro completo del mástil.

El recorte es este, memorízalo:

Son todos los grados de la escala mayor. Como ves, he mantenido en la octava aguda la nomenclatura original, es decir, que a la 8va y a la 9ª las sigo llamando, respectivamente, 1ª y 2ª.

Lo importante aquí es visualizar en tu mente qué hay a los lados, encima y debajo de cualquier intervalo que selecciones. Para que, con un poco de paciencia y pasión por los crucigramas, puedas ir rellenando el mástil al completo.

¡Ojo! No lo hagas sólo «por la cuenta de la vieja». Usa principalmente las relaciones arriba, debajo, izquierda y derecha para saber qué hay alrededor de una posición (intervalo) determinada. De esta manera desarrollarás un control más exhaustivo y dinámico del diapasón.

Aquí tienes el cuadro completo:

Grados de la escala en el mástil

Espero que te encante jugar, todo esto es, al fin y al cabo, un juego, una especie de autodefinido o sopa de letras.

Practica y ponte retos de visualización, como hago yo en el vídeo que te dejo más abajo para explicarte con más detalle todo lo que te acabo de sugerir.

Verás que es casi más fácil no mirar al mástil para localizar puntos al tocar cualquier escala. Sobre todo cuando cambias a un  tono poco común para ti.

¡Haz la prueba!

Nos vemos en el siguiente artículo. Y no olvides que si quieres, puedes recibir Clases de guitarra, armonía y composición online. Pide información sin compromiso.

También puedes ver más vídeos y lecciones online de guitarra en mi canal de YouTube…

SUSCRÍBETE a mi Canal👇