Conexión de Pentatónicas: Figuras en el Mástil (1)

La Conexión de Pentatónicas es una herramienta útil que nos va a permitir disfrutar de estas fantásticas escalas mucho antes de haber memorizado un montón de figuras. Un tema importante a la hora de plantearte cómo estructurar las digitaciones de cualquiera escala, que vamos a empezar con este artículo .

Una de las cosas que he comprobado con la gente que viene a practicar guitarra conmigo, es la utilidad de poner nombres comunes a las cosas que intentamos aprender.

Nombres cotidianos que designan cosas fuera de la música y que al aplicarlos a conceptos musicales nos ayudan a representarnos en nuestro pensamiento, las ideas con las que vamos a trabajar de una manera más visual o espacial.

En particular me gusta hacerlo con las digitaciones de las escalas pentatónicas porque son, creo yo, las más utilizadas y por tanto las más necesarias de manejar cuanto antes.

Dibujar figuras en las digitaciones

Las figuras reales originales se pueden recrear con las diferentes digitaciones de una pentatónica y utilizarlas como nexo de unión entre cuadrantes del mástil.

Para unir las diversas digitaciones de una escala pentatónica o especialmente como «pegamento» entre distintas formas de acorde (modelos).

Suelo usar nombres de figuras concretas y reconocibles como casita, cepillo, patito feo, etc. 😛

[Puedes consultar también: Conexión de Pentatónicas: Figuras en el Mástil (2) Conexión de Pentatónicas: Figuras en el Mástil (3)]

Otra cosa interesante y necesaria que debes comprender es que una digitación no cambia la escala pero sí la manera de interpretarla.

Es decir, las direcciones y sentidos que nos sugieren las distintas digitaciones provocan melodías y riffs diferentes. Por tanto, aventurarse por nuevos caminos cambia nuestra forma de expresarnos, de improvisar con solos y melodías o de construir ritmos.

En este primer caso voy a desarrollar el uso de «el carrito y el muelle».

Conexión de Pentatónicas: El carrito

Así se denomina también a la osa menor —la constelación—, me recuerda a ella.

Es una forma que comprende cinco puntos: las cinco notas que forman una pentatónica mayor. Donde la primera nota más grave es la raíz (tónica) del acorde mayor fuente, y la última nota más aguda es la raíz su relativo menor.

Normalmente buscamos el relativo menor bajando 1 tono y ½ desde la raíz del mayor. Por ejemplo G y Em.

Su colocación original está 4 tonos y ½ más alto, es decir, el relativo menor de una acorde mayor se encuentra en la 6ª de la escala. Pero es más fácil encontrar el relativo menor bajando tono y medio desde el mayor.

Tocar el carrito es tocar la pentatónica completa—cinco notas.

Con la forma de el carrito podemos conectar con la pentatónica mayor completa los dos acordes relativos —el mayor y el menor— en su posición teórica original.

Como sabes, una pentatónica mayor (G) y su relativa menor (Em) tienen las misma exactas notas. Así que, para tocar la pentatónica menor del relativo menor, sólo tenemos que considerar la raíz del relativo menor como comienzo de la figura el carrito.

Luego, si conectamos tres octavas sucesivas de la raíz del acorde mayor por medio de tres carritos, conseguimos una digitación alternativa de la pentatónica mayor que no es ninguna de las habituales.

Este truco nos permite abarcar una gran parte del mástil sin necesidad de aprendernos estructuras o digitaciones diferentes y complicadas de retener en la memoria:

Sonoridad y fraseología

El carrito suena como una pentatónica (lo es), pero contiene tres notas en una misma cuerda, y éstas se pueden matizar.

Es posible ligar, o hacer bendings y slides entre ellas. Es cuestión de investigar y construir frases «propias». Seguramente te suenen parecidas a las fabricadas como siempre con las digitaciones principales, pero seguro que apreciarás un matiz diferente.

Además las técnicas que puedes usar con este tipo de digitación pueden ser muy diferentes a las que usamos con las digitaciones convencionales.

Te dejo un par de ejemplos:

conexión de pentatónicas

Conexión de Pentatónicas: El muelle

El muelle es la figura que se forma conectando tres posiciones de una pentatónica mayor.

Empezamos en la tónica de la pentatónica mayor, conectamos con la parte grave de la segunda posición de dicha pentatónica mayor (2ª digitación); y terminamos en la tercera cuerda de la 3ª posición (3ª digitación).

¡Eh! ¡Qué lío! :mrgreen:

PT. Mayor Muelle

Puedes observar que el muelle es como un «carrito y medio» y que en su recorrido también se encuentra la raíz del relativo menor.

Es muy útil para conectar posiciones o modelos diferentes de un mismo acorde. Su sonoridad es típica de canciones conocidas y habituales del rock, country, blues, pop, etc.

Conexión de Pentatónicas: El Muelle

En la foto vemos la posibilidad de engarzar un acorde mayor en 6ª cuerda (modelo E) con el mismo acorde pero en 5ª cuerda (modelo C). El comienzo del «muelle» es la raíz del acorde y el final la 3ª mayor de dicho acorde.

Nos vale también para cambiar a un acorde diferente, pues, una vez construido el muelle con las digitaciones de la pentatónica mayor en 6ª cuerda, lo podemos «extraer» y utilizar como una pieza independiente desde cualquier tónica o raíz de una acorde mayor cualquiera.

Te dejo un vídeo donde te lo explico más a fondo de qué va esto de la conexión de pentatónicas, y donde te será más fácil ver estas dos figuras en acción.

Y no olvides que si quieres, puedes recibir Clases de guitarra, armonía y composición online. O también los fantásticos Cursos de Ritmo y Armonía para Guitarra que voy publicando todas las semanas. Pide información sin compromiso. También puedes ver más vídeos y lecciones online de guitarra en mi canal de YouTube…