Ya hemos hablado otras veces de lo que hacía Jimi Hendrix en los acordes, y de la influencia que ha supuesto para muchos guitarrista posteriores.

Pero hoy voy a intentar explicarte un sistema parecido, que no solo se usa para sonar como Hendrix, sino que es clave para infundir a tus acordes sonoridades que bien valen para todo tipo de estilos, desde el rock al pop, pasando por el country y el folk, etc.

La técnica consiste en tocar un acorde determinado, sobre todo aquellos que son acordes abiertos, y utilizar los dedos que pisan las notas que forman el acorde para hacer ligados de ambos tipos: Hammer ons y pull offs. De esta manera se van generando melodías internas («intramelodías»), que enriquecen mucho la sonoridad del acorde.

La razón de usar acordes abiertos es bien sencilla: Las cuerdas al aire no hace falta pisarlas con ningún dedo ¿Esto significa que no podemos usar esta técnica con acordes de otro tipo? Pues no; se puede perfectamente. El único requisito es mantener la forma original del acorde en la medida de lo posible, aunque en algunos casos es realmente difícil.

Por ejemplo el caso de Here Comes the Sun (The Beatles) u Hotel California (The Eagles). Estas canciones se pueden tocar sin la cejilla (capo) que se coloca habitualmente en el 7º traste, pero es realmente difícil. Estos dos temas que he mencionado son un gran ejemplo para comprobar lo bonito que es «sacar a la luz» las melodías implícitas que llevan los acordes en su estructura.

A veces no conviene mover mucho las voces de los acordes pues el estilo no lo pide. Pero en los momentos instrumentales de un tema o en estilos que lo permiten, el efecto es sorprendente. Recordemos la frase de Robben Ford: «Chords are everything».

El proceso es sencillo de entender, y muy fácil encontrar guitarristas de todo tipo que lo han hecho en infinidad de canciones, pero a veces la cosa se complica un poco, porque la disposición de los dedos dificulta la correcta ejecución de los ligados:

Hay que procurar que la posición de la mano y de los dedos se mantenga lo más fija posible a la hora de hacer pull offs o hammer ons. Se corre el peligro de interferir en el sonido de las restantes cuerdas; en las que no estamos haciendo ligados. Es muy fácil por ejemplo, al hacer un pull off, tumbar la mano de manera que roce las cuerdas de debajo y matar el sonido.

Esta técnica da para más artículos y ejercicios, así que de momento para plantearla e introducirnos en sus misterios, he compuesto un pequeño pasaje, del que os dejo la tablatura y un vídeo donde puedes ver cómo lo toco.

¡Hasta la semana que viene! Y no olvides que puedes recibir clases de Guitarra, Armonía y Composición ON LINE y Presenciales.

 

Y no olvides que si quieres, puedes recibir CLASES de guitarra, armonía y composición ON LINE informarte AQUÍ. También puedes ver más en mi canal de YouTube

Suscríbete👇

 

La técnica de LigadoPull off y Hammer on— y la de Slide, son imprescindibles para articular y embellecer cualquier melodía o solo que queramos interpretar con la guitarra. Al ejecutar esta técnica es muy común confundir «velocidad con tocino» 😀 : Velocidad con energía.

Para hacer un ligado, lo primero (aunque no necesario) es tocar con la púa o dedos la nota anterior al ligado o slide, y para la(s) siguiente(s), ya sin púa, tenemos que imprimir fuerza en el movimiento.

Es algo habitual  suplir esta fuerza necesaria de los dedos que van a pulsar las notas ligadas con velocidad en su ejecución: Los ligados y slides parece que salen mejor ¡pero nos vamos de tiempo! Cambiamos la figura rítmica establecida.

Por ejemplo, si los ligados deben tocarse en corcheas, acabamos convirtiéndolas en semicorchea + corchea con puntillo: ¡Aceleramos la primera nota de cada grupo para conseguir que la segunda (ligada) suene!

Entonces, es imprescindible practicar los ejercicios o pasajes donde haya estas técnicas a una velocidad lenta, para ser conscientes del anclaje de las notas a la rejilla rítmica.

He elegido un fraseo agrupado en cuatro notas por cuerda, ya que se suele acentuar y tomar como referencia la primera nota pulsada de cada cuerda, para interpretarlo en tresillos; precisamente para romper esta tendencia: Así, el anclaje del fraseo —la primera de cada tres notas— ya no coincide con el comienzo de cada cuerda, que se suele ejecutar con púa o dedo*.

 [* También es posible pulsar directamente la primera nota de cada cuerda con el dedo correspondiente de la mano izquierda, sin hacer uso de la mano derecha; pero esto es harina de otro costal. Ya lo veremos en otra ocasión 😉 ]

Efectivamente, la idea principal del ligado y el slide, es hacer la interpretación y el sonido resultante más suaves y uniformes, sin saltos dinámicos. Al practicar un grupo de notas con una figura rítmica que rompe la organización física y subjetiva de las notas en el mástil y las cuerdas, aprendemos a ejecutar la técnica en cuestión independientemente de esta organización.

Si virtualmente identificamos la primera nota de cada cuerda como la primera nota del grupo rítmico (en este caso tresillo), es muy probable que no ejecutemos apropiadamente el ritmo de la melodía y, por tanto, que nis aceleremos o nos retrasemos en ciertos puntos, perdiendo la sincronizados con el tempo del tema.

Como podrás apreciar en el VÍDEO que hay al final, a mí también me cuesta un poco ejecutarlo perfecto, esto significa que este tipo de recursos técnico-rítmicos, son importantes: se deben practicar siempre aunque tu habilidad mejore con el tiempo.

Te dejo aquí la tablatura del ejercicio, que es una simple escala de C, digitada a lo largo del mástil de manera diagonal usando cuatro notas por cuerda. Las puedes descargar pinchando en cada imagen:

Y no olvides que si quieres, puedes recibir CLASES de guitarra, armonía y composición ON LINE informarte AQUÍ. También puedes ver más en mi canal de YouTube

Suscríbete👇