Una de las cosas que se escuchan sobre la música en general, es que es el arte que mejor conecta con la emociones humanas. Esto es algo subjetivo, pero a mi me afecta —en todos los sentidos: positivo, negativo o de manera neutra— mucho más una sonoridad, que un cuadro o una danza.

Quizás la literatura, la palabra escrita o hablada afecte mucho más, pero en otra dirección. La música, a mi entender, conecta más con las emociones primarias que con los sentimientos; que suelen ser una mezcla de emociones y a veces contradictorias.

La música puede conectar con la parte más atávica del ser humano. Sobre todo a través del componente rítmico. Un conjunto de instrumentos de percusión te puede transportar hasta las interioridades más animales de tu ser. Espacios de nuestra psique que normalmente están sepultados bajo capas de raciocinio e intelectualidad; de condicionantes sociales que no nos dejan conectar con nuestra parte más esencial. Estados de ánimo y que no es fácil definirlos o expresarlos con palabras.

La música puede. Llega hasta allí.

Y ¿Qué es la música? Jejejeje. Eso es la pregunta del millón. Mr. Google dice:

  1. Arte de combinar los sonidos en una secuencia temporal atendiendo a las leyes de la armonía, la melodía y el ritmo, o de producirlos con instrumentos musicales.»estudia música desde muy joven; se dedica a la música en cuerpo y alma»
  2. Conjunto de sonidos sucesivos combinados según este arte, que por lo general producen un efecto estético o expresivo y resultan agradables al oído.

Pero me gusta más la de la RAE:

  • Melodía, ritmo y armonía, combinados.

Haciendo un juego comparativo: El ritmo sería la base ancestral (cerebro reptiliano). La armonía la base de la emoción (cerebro límbico). La melodía el matiz, el mensaje implícito del sentimiento (neocortex). 

El ritmo influye directamente en el movimiento, en la comunicación no verbal. La sensualidad, es energía o calma.

Los acordes básicos —la armonía—, los dividimos en tres grupos: Mayores (alegres), menores (tristes), disminuidos (tensos). Pero esto es muy subjetivo.

La melodía flota sobre las dos capas anteriores, viéndose afectada enormemente por los posibles cambios que se produzcan en ellas: Una misma melodía tocada sobre ritmos o armonías diferentes, es, a su vez, cosas distintas. Las circunstancias, el entorno, cambian la interpretación de cualquier mensaje: Entra en juego el entendimiento subjetivo de las personas.

En el vídeo de hoy, mi almno Borja y yo, hablamos de por qué un acorde menor que se suele decir que es «triste», a él le parece que no lo es tanto. Y que a mí me parece mejor decir melancólico. También tocamos el tema del ritmo y la manera de estudiar un solo de guitarra teniendo en cuenta lo que te he contado más arriba.

Quizás hemos charlado de más cosas, pero eso descúbrelo tú mismo. Hasta el próximo artículo.

Y no olvides que si quieres, puedes recibir CLASES de guitarra, armonía y composición ON LINE informarte AQUÍ. También puedes ver más en mi canal de YouTube

Suscríbete👇

 

 

¿Por qué a BB King le sonaban tan bien las mismas pentatónicas que yo uso para tocar en un Blues mayor; y a mi no?

Una vez que hemos aprendido que en un Blues mayor no podemos utilizar la misma escala (mayor) para todos los acordes básicos que se utilizan en su estructura: 

I7-IV7-V7

¡Hey! ¡Espera que yo no lo sé! 😅 ¿No? Entonces te lo explico…

Un acorde de 7ª Dominante, es decir, un acorde mayor con 7ª menor, cuya función es la famosa Función Dominante, sólo aparece —y es por tanto exclusivo— como quinto grado de una tonalidad mayor: V7

En la estructura típica de Blues mayor, aunque denominamos a los acordes que la forman con los números I, IV y V; realmente, los acordes I y IV de la rueda de Blues no se pueden considerar como el I y IV grado de una tonalidad mayor oficial¡Al llevar 7ª menor, serían quinto grado en sus supuestas tonalidades mayores de origenNo existen grados I o IV con séptima menor en una tonalidad mayor, ambos, en realidad, llevarían séptima mayor (maj7).

Esto —además de que el análisis de un simple Blues se complica—, que todos los acordes de una rueda estándar de Blues sean acordes V7; genera la sonoridad inconfundible de este estilo: Una especie de de letanía o rueda sin fin que sólo acaba cuando los músicos o alguien del público  lo desean. 🤪

A la hora de saber qué escalas corresponden a una rueda de Blues mayor típica como esta:

Deberíamos considerar la circunstancia expuesta y pensar que si un Blues mayor está formado por tres acordes del tipo V7; cada uno de ellos debería llevar la escala que pertenece a dicho grado, es decir, una escala Mixolidia.

El resultado de hacerlo así, además de que el trabajo de aprendizaje de digitaciones y visualización es mucho mayor, es que no hay manera de hacerlo sonar como un Blues de los que esperamos escuchar. De los que tenemos instalados en la memoria musical.

No podemos en ningún caso (teórico) utilizar la misma escala mayor para toda la rueda de Blues (los tres acordes principales); por tanto, hay que cambiar de escala para cada nuevo acorde, y esto… ¡No suena a Blues propiamente dicho!

Veamos qué pasaría si usáramos la misma escala mayor, para todos los acordes del Blues: Por ejemplo, la 3ª mayor del acorde I7 de un Blues en A, es C#, si tocamos esta nota sobre el acorde IV7 del Blues, D7, cuya estructura es D-F#-A-C; chocará enormemente con el C, su 7ª menor. Este problema se da en más casos si utilizamos solo una escala para todos los acordes de nuestro Blusete.

De todas maneras, lo habitual, y tradicionalmente usado, en contra de lo que dice la teoría básica y de lo que acabo de explicar, es tocar la misma escala sobre todo el Blues; pero una escala muy peculiar ¡Una escala menor!

¡Sí amigos, algo aberrante, una escala menor sobre acordes mayores, sobre todo el I y el IV los más delicaditos! Tocar la famosa escala Pentatónica menor (y su variante Bar Blues) en el Blues mayor, es una aberración aceptada por costumbre y tradición ¡Y qué bien que suena! Para gustos… 😎

¡Peeeero! ⚠️ No se puede usar así como así, existen una serie de normas escritas y no escritas que hay que respetar. Y entre ellas la de no usar Notas Prohibidas (las que están ½ tono por encima de las notas del acorde que esté sonando) como nos venga en gana.

Por ejemplo: No se debería atacar alegremente con un D (nota que posee la pentatónica menor de A) la entrada del Blues cuando empieza a sonar el acorde de A7. Ahora si te gusta… tú mismo. Lo que se suele hacer es pulsar esa nota y automáticamente hacer un bending de tono completo para alcanzar la nota E, que es la 5ª del acorde de A7.

Un truco muy usado es el micro-bending, una técnica que permite atacar el acorde A7, por ejemplo, cuya estructura es A-C#-E-G; con la 3ª menor de la Pentatónica menor de A, la nota C.

Esto choca enormemente: contraponer dos terceras, una mayor (la del acorde), y otra menor (la de la escala); pero el truco del «bending diminuto»  jejeje (¼ de tono) salva la situación y ,además, es una de las características clave a la hora de improvisar en este estilo.

Entonces… Para que esto no suceda: que usemos la pentatónica genérica en nuestro Blues de manera caótica, al tún tún, lo mejor es practicar su uso adecuado diseñando un recorrido que evolucione a lo largo de una digitación cualquiera de la pentatónica menor, de manera que las notas clave, sobre todo las que se vayan a tocar en tiempos fuertes del compás —el tiempo 1—, sean notas que pertenezcan al acorde que está sonando.

Esto es un esfuerzo de memorización, que a la larga nos hará integrar intuitivamente la rueda de Blues y desarrollar la capacidad de utilizar las escalas en el Blues de manera coherente y creativa. Se va generando una noción musical que nos permite improvisar, aunque sea con una sola escala, como si tuviéramos más a nuestra disposición.

Es un efecto sorprendente, y al escucharlo, debido a la cualidad e interacción de los acordes con los que se juega en un Blues de este tipo; nunca nos cansamos de tocar rueda tras rueda, ¡Hasta que, incluso, cierren el garito en el que estemos asistiendo a un concierto! 🤘🏼

Aquí tienes un vídeo de una clase On Line por Skype, donde le explico estas cosas, y algunas más, a uno de mis alumnos. Espero que disfrutes. 

Y no olvides que si quieres, puedes recibir CLASES de guitarra, armonía y composición ON LINE informarte AQUÍ. También puedes ver más en mi canal de YouTube

Suscríbete👇

 

¿Qué tal después del verano? Seguro que con ganas de retomar la práctica y el estudio de la guitarra.  😉

Para ir entrando en la dinámica hoy voy a estudiar delante de ti, es decir, voy a mostrarte cómo encaro la práctica y comprensión de un concepto determinado. En este caso un Lick de guitarra entresacado de una improvisación del fantástico guitarrista Guthrie Govan.

Aquí está la tablatura de una primera adaptación que he hecho de su fraseo original —muy ambicioso y supertécnico para mí—, pero que he ido puliendo para adaptarlo a mis habilidades y necesidades.

Para hacerte una idea completa de la rutina de estudio que sigo cuando lo que quiero es «robar», es decir, integrar en mi vocabulario un lick ajeno, de un o una guitarrista que me inspira, puedes ver el vídeo de abajo.

Y no olvides que si quieres, puedes recibir CLASES de guitarra, armonía y composición ON LINE informarte AQUÍ. También puedes ver más en mi canal de YouTube

Suscríbete👇

“Los acordes lo son todo”

Es una frase del guitarrista americano Robben Ford, al que admiro y que me influenciado en mi forma de entender la música. Lo que viene a decir, es que la información que aportan los acordes de una secuencia o canción es primordial. Hasta el punto de que una misma melodía «vestida» con acordes diferentes a los originales con los que se compuso, parece diferente, otra.

En esta lección intentaré explicar (vídeo al final) cómo y con qué acordes podemos sustituir la armonía de un tema pop sencillo, utilizando acordes del mismo tipo que los originales, pero con extensiones añadidas, o cambiando de tipo de acorde.

Me he guiado de una video-lección del guitarrista y producto americano Rick Beato, donde explica este concepto. Su lección la he adaptado a mi manera porque siempre hay varios puntos de vista y diferentes nomenclaturas para un mismo concepto. Y, por supuesto, en castellano jejeje.

Los diferentes tipos de acordes, los diferencia en tres grupos: Mayores, Menores y Dominantes. Aquí está la tabla de sustituciones:

Sustituciones

Hay que tener en cuenta que después de todo se trata del gusto y la estética de cada persona, y aunque un acorde determinado pueda ser perfectamente sustituible por otro, el resultado final depende de las elecciones que vayas haciendo dependiendo de tu forma de entender la música: Nada está mal o bien, simplemente es tuyo.

Por supuesto, es importantísimo que profundices en el conocimiento de intervalos y en su visualización en la guitarra. ¡Son los ladrillos de la música!

Aquí tiene s un PDF con varias de la formas alternativas para que las puedas tocar en la guitarra:

Aquí tienes un vídeo donde toco y explico detalladamente estos acordes y sus variantes.

Y no olvides que si quieres, puedes recibir CLASES de guitarra, armonía y composición ON LINE informarte AQUÍ. También puedes ver más en mi canal de YouTube

Suscríbete👇

Al reproducir simultáneamente tres o más notas se genera un acorde. O sea, un acorde es la superposición de tres o más notas. Las dos fórmulas básicas son la triada y la tétradaSe construyen superponiendo a la raíz notas a distancia de tercera. Sus representaciones principales, aunque hay más tipos, son así:

  • TRIADA        R 3ª 5ª  –
  • TÉTRADA     R 3ª 5ª 7ª

La combinación y transformación de los diferentes intervalos que forman estas dos fórmulas, configura el conjunto de acordes básicos que podemos construir. Debemos tomar especial atención a sus símbolos o nomenclaturas, especialmente en lo que se refiere a las séptimas:

Lo importante ahora, por encima de nomenclaturas o convencionalismos, es que seamos capaces de identificar estas doce sonoridades básicas. Para ello es imprescindible tocarlas todas; en orden o aleatoriamente, para incluirlas en tu mochila de sonoridades.

Digo sonoridades, no acordes; con el fin de dejar claro que si descubrimos la esencia de cada una de ellas, podremos identificarlas aunque no se toquen al completo, falten elementos o estén organizados de diferente manera. También se puede dar el caso de que se hallen imbuidas en la estructura de un acorde diferente, por ejemplo:

G (triada) es: G-B-D y E-7 (tétrada) es: E-G-B-D

G está dentro del acorde E-7. A esto, con mis alumnos, le llamo el Alien que hay en la barriga de otro acorde 😉

A continuación dejo una colección de formas para tocar las doce sonoridades, en las que he usado el modelo A (del famoso CAGED). Ten en cuenta, vuelvo a insistir, que el modelo podría ser otro, o varios, así que, recuerda:

¡No es lo mismo modelo que acorde!

Aquí tienes un vídeo donde las toco todas para que te hagas una idea.

Y no olvides que si quieres, puedes recibir CLASES de guitarra, armonía y composición ON LINE informarte AQUÍ. También puedes ver más en mi canal de YouTube

Suscríbete👇

Un arpegio es, básicamente, la interpretación melódica de las notas que componen un acorde (tríada, tétrada o la estructura que sea).

A veces se confunde el arpegio con arpegiar un acorde, pero esto es una técnica de la mano derecha que consiste en tocar alternativa y no simultáneamente las notas de un acorde; mientras dejamos fija la mano izquierda (moviéndola solo cuando cambiamos de acorde). Normalmente con un patrón fijo, aunque a veces se haga de manera  aleatoria.

La sonoridad de un arpegio varía dependiendo de las notas que, obviamente, contenga la estructura del acorde que elijamos como fuente: Si el acorde es mayor su arpegio será mayor y sonará alegre, si es menor sonará melancólico y si tiene extensiones, el arpegio tendrá una sonoridad semejante al acorde original: oscuro, brillante, agresivo, hipnótico, etc. (El reconocimiento de una emoción al escuchar algo, depende da la subjetividad del oyente, claro está, pero hay ciertas tendencias en las sensaciones que producen unos tipos de sonidos u otros, que generalmente son parecidas en todas las personas.)

El orden básico de un arpegio es como la estructura teórica del acorde fuente: R-3ª-5ª; que tocaríamos repetidamente y/o en octavas sucesivas, agudas o graves. Se le añadirían las 7as, y demás extensiones o sustituciones, en el caso de que la situación lo precisase.

Por ejemplo un acorde X7sus4(9) tendría un arpegio así: R-4ª-5ª-b7ª-9ª

En esta ocasión, he elegido una serie de acordes mayores y menores con estructura de triada, así que no habrá 7as ni extensiones. En vez de tocar las notas de cada arpegio siempre ordenadas en posición fundamental: R-3ª-5ª; he tocado, cuando lo he necesitado, sus inversiones, es decir, la organización del arpegio cambiando la nota más grave —raíz— por cualquiera de las dos restantes y las demás en el orden consiguiente: R-3ª-5ª; 3ª-5ª-R; 5ª-R-3ª. Además tocándolas en el orden que me permite una posición determinada del mástil y no de grave a agudo, como se suele hacer:

¡Cuatro notas en dos cuerdas y dos trastes!

Para ello, en vez de buscar cada nota allá donde se halle, y se pueda tocar fácilmente, he tenido que adaptar las cuatro notas a mi disposición para conseguir las notas de cada uno de los siete acordes —arpegios— que hay en la canción. ¿Cómo?

Con bendings y slides.

Por ejemplo; tengo cuatro notas en mi paleta: D, E , G y A; mi arpegio será el de Eb (mayor), o sea, Eb-G-Bb . Para conseguir estas tres notas de momento dispongo del G, el Eb lo alcanzo desde el D haciendo un bending —o slide— de ½ tono y el Bb desde el A con otro bending de ½ tono. La fórmula sería entonces:

Eb-G-Bb ≈ D+½ – G – A+½

La rueda de acordes es la de Little Wing (la de la lección anterior: Cómo improvisar sin saber escalas):Y las cuatro notas a mi disposición: D, E , G y A, tocadas exclusivamente en los trastes 3º y 5º de las cuerdas 1ª y 2ª.

Cada vez que no tenga una nota entre las cuatro de mi paleta de colores, la conseguiré añadiendo a la nota correspondiente los tonos necesarios, con bending o slide. De esta manera se pueden crear melodías muy bonitas y sugerentes, por lo menos para mí.

Aquí está la tabla de arpegios y fórmulas:

Sin más te dejo un vídeo donde lo explico todo y lo toco para que oigas como suenan los arpegios con bending o slide.

Y no olvides que si quieres, puedes recibir CLASES de guitarra, armonía y composición ON LINE informarte AQUÍ. También puedes ver más en mi canal de YouTube

Suscríbete👇

 

 

Cómo armonizar una melodía con acordes es un tema recurrente en mis clases. Aunque parece complicado, en el fondo es tan sencillo como dejarse llevar por el gusto personal y la intuición.

Siempre que el resultado que se busca sea profundizar en tu modo de entender la música, no hay reglas u obligaciones; aunque es cierto que entender la teoría musical mínimamente es una gran ayuda, muchas veces imprescindible.

Otra cosa es que se busquen resultados económicos o éxito mediático. Eso es otro tema. En esas circunstancias, se suele echar mano de clichés y fórmulas repetitivas que provocan en el oyente la sensación de estar escuchando algo conocido aunque no se sepa qué. Es una manera de enganchar y generar ventas.

Ahora, yo creo y siento que lo verdaderamente bonito y emocionante es encontrar tu voz —como se suele decir— sin formalismos, dejando fluir tu sensibilidad y si hace falta, siendo lo más rebelde o estrambótico posible. Jejejeje.

Te dejo un VÍDEO donde explico todo un poco más detalladamente.

Y no olvides que si quieres, puedes recibir CLASES de guitarra, armonía y composición ON LINE informarte AQUÍ. También puedes ver más en mi canal de YouTube

Suscríbete👇

En esta ocasión vengo con un reto de rearmonización:
He cambiado los acordes (Armonía), ritmo y secciones de la canción original. He diseñado un nuevo traje para la famosa melodía de Nirvana «Smells Like Teen Spirit».

Yo no soy productor, así que me lo he tomado como un juego, así que espero que lo que más os haga disfrutar es la curiosidad y la sorpresa de escuchar algo muy conocido como si fuera completamente nuevo.

¡Espero que os guste! En el próximo vídeo explicaré cómo lo he hecho y qué método he utilizado.

Y no olvides que si quieres, puedes recibir CLASES de guitarra, armonía y composición ON LINE informarte AQUÍ. También puedes ver más en mi canal de YouTube

Suscríbete👇

Cada vez que se habla de intervalos en clase siempre me gusta dejar claro que no son teoría estrictamente. Los incluyo dentro de la sección herramientas. Es cierto que su comprensión implica cierto manejo racional de la música y que se necesita abstraerse de la manera habitual de entender la música como «canciones»; pero tienen una función más práctica: Son ladrillos, son el material con el que vamos a construir la música.

Antes de continuar, si necesita refrescar el tema intervalos, puedes consultar este artículo.

Es para construir lo que nos propongamos cuando se necesita usar la teoría (el conocimiento necesario) que nos permitirá llevarla a cabo la finalización exitosa de la obra. Pero los ladrillos son el material, repito.

Pero en esta ocasión voy utilizar esta herramienta sin añadir ese conocimiento teórico que haría falta para diseñar nuestra construcción; lo voy a hacer jugando con las piezas (intervalos), como si fueran parte de un rompecabezas libre, en el que no sabemos todavía cuál es el modelo que tenemos que montar.

Nos dejaremos llevar por la intuición creativa. 😉

Empecemos por el principio. Así se organizan los intervalos de la escala natural mayor en su digitación básica cerrada, desde las cuerdas 6ª, 5ª y 4ª:

Visualización de intervalos

*La «T«, significa Tónica: Función que ejerce el primer grado de la escala, pero se debe llamar fundamental o raíz, y en su defecto 1ª.

Asignamos una nota a la T, por ejemplo el D del 5º traste de la cuerda 5ª.

Ahora simplemente vamos a elegir números al azar, y vamos a tocar las notas que correspondan a cada número, primero uno detrás de otro, melódicamente y después como si fueran acordes, tocando los sonidos simultáneamente.

En este proceso entra en juego el gusto personal: Vamos guardando las combinaciones que nos gusten, sin preocuparnos de qué acorde sería cada una de las resultantes (combinaciones) posibles o de la función armónica que representan, etc.

Simplemente tenemos que, una vez elegidas algunas combinaciones bonitas a nuestro parecer, organizar una especie de rueda de acordes o de líneas melódicas, para construir nuestro pasaje musical.

Para que comprenderlo y asimilarlo más detalladamente, lo mejor es ver el VÍDEO de abajo.

Y no olvides que si quieres, puedes recibir CLASES de guitarra, armonía y composición ON LINE informarte AQUÍ. También puedes ver más en mi canal de YouTube

Suscríbete👇