Cómo hacer Arpegios con Bendings

Un arpegio es, básicamente, la interpretación melódica de las notas que componen un acorde (tríada, tétrada o la estructura que sea).

A veces se confunde el arpegio con arpegiar un acorde, pero esto es una técnica de la mano derecha que consiste en tocar alternativa y no simultáneamente las notas de un acorde; mientras dejamos fija la mano izquierda (moviéndola solo cuando cambiamos de acorde). Normalmente con un patrón fijo, aunque a veces se haga de manera  aleatoria.

La sonoridad de un arpegio varía dependiendo de las notas que, obviamente, contenga la estructura del acorde que elijamos como fuente: Si el acorde es mayor su arpegio será mayor y sonará alegre, si es menor sonará melancólico y si tiene extensiones, el arpegio tendrá una sonoridad semejante al acorde original: oscuro, brillante, agresivo, hipnótico, etc. (El reconocimiento de una emoción al escuchar algo, depende da la subjetividad del oyente, claro está, pero hay ciertas tendencias en las sensaciones que producen unos tipos de sonidos u otros, que generalmente son parecidas en todas las personas.)

El orden básico de un arpegio es como la estructura teórica del acorde fuente: R-3ª-5ª; que tocaríamos repetidamente y/o en octavas sucesivas, agudas o graves. Se le añadirían las 7as, y demás extensiones o sustituciones, en el caso de que la situación lo precisase.

Por ejemplo un acorde X7sus4(9) tendría un arpegio así: R-4ª-5ª-b7ª-9ª

En esta ocasión, he elegido una serie de acordes mayores y menores con estructura de triada, así que no habrá 7as ni extensiones. En vez de tocar las notas de cada arpegio siempre ordenadas en posición fundamental: R-3ª-5ª; he tocado, cuando lo he necesitado, sus inversiones, es decir, la organización del arpegio cambiando la nota más grave —raíz— por cualquiera de las dos restantes y las demás en el orden consiguiente: R-3ª-5ª; 3ª-5ª-R; 5ª-R-3ª. Además tocándolas en el orden que me permite una posición determinada del mástil y no de grave a agudo, como se suele hacer:

¡Cuatro notas en dos cuerdas y dos trastes!

Para ello, en vez de buscar cada nota allá donde se halle, y se pueda tocar fácilmente, he tenido que adaptar las cuatro notas a mi disposición para conseguir las notas de cada uno de los siete acordes —arpegios— que hay en la canción. ¿Cómo?

Con bendings y slides.

Por ejemplo; tengo cuatro notas en mi paleta: D, E , G y A; mi arpegio será el de Eb (mayor), o sea, Eb-G-Bb . Para conseguir estas tres notas de momento dispongo del G, el Eb lo alcanzo desde el D haciendo un bending —o slide— de ½ tono y el Bb desde el A con otro bending de ½ tono. La fórmula sería entonces:

Eb-G-Bb ≈ D+½ – G – A+½

La rueda de acordes es la de Little Wing (la de la lección anterior: Cómo improvisar sin saber escalas):Y las cuatro notas a mi disposición: D, E , G y A, tocadas exclusivamente en los trastes 3º y 5º de las cuerdas 1ª y 2ª.

Cada vez que no tenga una nota entre las cuatro de mi paleta de colores, la conseguiré añadiendo a la nota correspondiente los tonos necesarios, con bending o slide. De esta manera se pueden crear melodías muy bonitas y sugerentes, por lo menos para mí.

Aquí está la tabla de arpegios y fórmulas:

Sin más te dejo un vídeo donde lo explico todo y lo toco para que oigas como suenan los arpegios con bending o slide.

Y no olvides que si quieres recibir clases de Guitarra, Armonía y Composición ON LINE y Presenciales