INICIO » Armonizar una Melodía: Aprendiendo a componer (1)

Armonizar una Melodía: Aprendiendo a componer (1)

Cómo armonizar una melodía con acordes es un tema recurrente en mis clases. Aunque parece complicado, en el fondo es tan sencillo como dejarse llevar por el gusto personal y la intuición.

Siempre que el resultado que se busca sea profundizar en tu modo de entender la música, no hay reglas u obligaciones; aunque es cierto que entender la teoría musical mínimamente es una gran ayuda, muchas veces imprescindible.

Otra cosa es que se busquen resultados económicos o éxito mediático. Eso es otro tema. En esas circunstancias, se suele echar mano de clichés y fórmulas repetitivas que provocan en el oyente la sensación de estar escuchando algo conocido aunque no se sepa qué. Es una manera de enganchar y generar ventas.

Ahora, yo creo y siento que lo verdaderamente bonito y emocionante es encontrar tu voz —como se suele decir— sin formalismos, dejando fluir tu sensibilidad y, si hace falta, siendo lo más rebelde o estrambótico posible. Jejejeje.

El reto de armonizar una melodía

Si te has propuesto alguna vez componer algo —o lo has experimentado a fondo—, habrás sido consciente de lo difícil que es dar con el resultado «adecuado».

También, de lo increíblemente grato que es encontrar esa mágica combinación Melodía-Armonía, que tiene la facultad  de emocionar, no sólo a ti, sino —sobre todo— a las personas que escuchan tu composición.

Cuando componemos una canción o tema instrumental lo podemos hacer, básicamente, de tres maneras:

  • Encontramos una secuencia de acordes que nos motiva y después buscamos una Melodía que «encaje» bien en esa Armonía.
  • Componemos una Melodía y encontramos después la secuencia de acordes que mejor funcione, según nuestro oído, para acompañar dicha Melodía.
  • Se van encontrando la Melodía y la Armonía según según la composición avanza.

Encontrar melodías y armonías que nos permitan componer canciones o temas instrumentales de «éxito», usando la prueba y error es, quizá, lo más habitual. Sin embargo, este método es casi como jugar a la lotería.

Pero… Siempre dispondremos de las dos herramientas primordiales que nos pueden allanar un poco el camino en esta búsqueda.

Son la Armonización y la Rearmonización.

La primera se usa en los tres casos anteriores; y la Rearmonización es perfecta para embellecer o cambiar radicalmente la sonoridad de una Melodía que se compuso maridada con una secuencia de acordes.

Investiguemos un poco cómo y qué se puede hacer con ellas. Hoy empezaremos con la Armonización.

Te dejo un VÍDEO donde explico todo un poco más detalladamente.

Y no olvides que si quieres, puedes recibir Clases de guitarra, armonía y composición online. O también los fantásticos Cursos de Ritmo y Armonía para Guitarra que voy publicando todas las semanas. Pide información sin compromiso. También puedes ver más vídeos y lecciones online de guitarra en mi canal de YouTube…

Cómo ARMONIZAR una MELODÍA | Aprendiendo a componer 1ª