5 Posiciones Pentatónicas: Transfórmalas a tu gusto

Las 5 posiciones pentatónicas son como Tablas de Multiplicar del guitarrista: son imprescindibles por lo prácticas que son a la hora de tocar en cualquier estilo o situación musical; ¡y no se olvidan nunca!

Amo las Escalas Pentatónicas en la Guitarra.

5 posiciones Pentatónicas

I Love Pentatonics

Me parecen un recurso fantástico, no solo por su sonoridad rock o blues, o por lo comunes que son en cualquier estilo de música, sino porque son, aunque sean unas escalas muy humildes, como el patito feo.

Cualquiera de las archiconocidas 5 posiciones de las pentatónicas, las famosas cinco boxes o digitaciones, se puede transformar en otras cosas de una belleza inigualable, ¡y seguir siendo escalas pentatónicas!

Pero antes un poquito de historia interesante…

Origen y construcción

El origen de este tipo de escalas se remonta a los comienzos de la civilización, y acompaña al desarrollo de las artes y las ciencias hasta su evolución final. Probablemente, este tipo de sonoridades (sonidos aislados, consecutivos o simultáneos) se descubrieron en varios lugares del planeta de manera paralela, aunque parece que su raíz proviene de Asia.

Lo fundamental, es que se tratan de escalas que surgen de la necesidad de aumentar el repertorio de sonidos esenciales que permitieran, de manera agradable al oído, componer piezas más variadas.

Se descubrió que dividiendo la longitud de una cuerda en fracciones establecidas, surgían notas directamente relacionadas con la nota que originalmente reproducía la cuerda: Octavas, quintas y cuartas.

Las más consonantes o agradables resultaban las quintas. Y la escala pentatónica se construye a base de quintas desde la nota raíz (tónica).

Para entenderlo usemos el ejemplo de la escala pentatónica de C. A partir de esta nota, iremos añadiendo notas a distancia de quinta justa, es decir 3 tonos y ½ ; la distancia que hay desde C hasta la nota G.

La cosa queda así:

C, G, D, A, E, B.

Claro está que nos ceñimos a la escala de C: C-D-E-F-G-A-B, y  que no usaremos notas fuera de esta escala. Ahora ordenamos el resultado de forma ascendente desde la nota C.  

C, D, E, G, A, B. Pero… ¡Hay 6 notas! Las pentatónica tienen 5.

Volviendo al concepto consonante, encontramos que las notas que se posicionan ½ tono por encima o debajo de otra nota provocan cierta tensión, que, digamos, «rompe el equilibrio».

De ahí que debamos prescindir de la única nota que tiene esta característica, B.

La escala, por fin, tiene cinco notas como nos indica la palabra pentatónica, y representa la más básica de las escalas de este tipo. La pentatónica mayor:

C – D – E – G – A

Mayores y menores

Si ordenamos las cinco notas desde A (tónica o nota raíz del modo menor relativo de la escala de C), la configuración nos da la pentatónica menor:

A-C-D-E-G

Ahora que tenemos las dos escalas pentatónicas principales, mayor y menor. Podemos analizarlas desde un punto de vista más fácil y directo que el de las quintas.

Comparemos las escalas pentatónicas con sus respectivas originales: mayor y menor naturales (diatónicas, que en griego significa, todos los tonos y consecutivos). Observamos que la diferencia entre las mayores es que la pentatónica mayor no tiene la 4ª y la 7ª. Y en entre menores es que la pentatónica menor no contiene la 2ª y la 6ª.

Ahora ya, con este pequeño preámbulo, ya puedes descubrir alguna de las maravillas escondidas en las pentatónicas. Compruébalo en el vídeo que te dejo más abajo…

¡Hasta la próxima clase!

Y no olvides que si quieres, puedes recibir Clases de guitarra, armonía y composición online. O también los fantásticos Cursos de Ritmo y Armonía para Guitarra que voy publicando todas las semanas. Pide información sin compromiso. También puedes ver más vídeos y lecciones online de guitarra en mi canal de YouTube…