Cómo Improvisar SIN saber Escalas

¿Qué escala puedo meter aquí?

Esta pregunta es habitual. Es la gran pregunta. Lo que sucede es que quizá está mal planteada. Puedes ser que la pregunta apropiada sea: ¿Con qué escala puedo construir los acordes que tengo en esta rueda?

Es el trabajo de una vida visualizar las múltiples digitaciones y las posibles combinaciones de todas las escalas asequibles que tenemos a nuestra disposición… Así que para no esperar tanto —una vida jajaja— vamos a ver un truquito práctico y útil para empezar a sonar como un guitarrista de verdad (qué será eso, jejeje).

Este tema ya lo abordé en este artículo. Pero como es un tema recurrente y muy aplaudido en mis clases, he decidido retomarlo con una nueva fórmula y una nueva improvisación. De momento veamos qué acordes he usado para improvisar: Los del tema de Jimi Hendrix, Little Wing.Diapositiva01Las figuras que voy a usar en esta ocasión son la casita y el cepillo, aunque estos nombres son de mi elección, tú puedes cambiarlos si te apetece, lo importante es visualizar bien las figuras:Casita y cepilloLo primero es organizar todas las figuras de grabe a agudo en el mástil para visualizarlas debidamente. Después, un poco de caligrafía. Vamos tocando las figuras según dicten los acordes: Acorde mayor—casitaacorde menor—cepillo. Pero no intentemos hacer melodías todavía, solo tocarlas por fases, y después completas, según van pasando los acordes.

Litte wing chordsPodemos empezar con una nota por figura. Por ejemplo: en cada figura, la nota grabe de la 2ª cuerda, respectivamente. Después añadir la aguda de la 1ª cuerda, etc. De esta forma vamos, sin darnos cuenta, haciendo pequeños juegos melódicos que nos educarán el oído para conseguir, con la práctica, fraseos completos más elaborados.

Si tienes paciencia, te darás cuenta en seguida de que aunque no estemos usando las digitaciones completas de las escalas, éstas no son realmente imprescindibles para desarrollar un solo o improvisación coherente. Demostrando aquello de menos es más, de una manera efectiva.

Este sistema de figuras, cuando lo propongo en clase, lo primero que hace es limpiar las posibles frustraciones a las que nos enfrentamos cuando el trabajo de estudio y memorización de digitaciones es grande (y tedioso a veces), provocando que el momento de usar el material en la práctica se vea cada vez más lejano: Desbloquear esa sensación que provoca el haber estudiado mucho y no saber bien qué hacer con todo lo que vamos acumulando.

Además, muy importante, se destierra de alguna manera, la tendencia habitual a correr por las digitaciones, de arriba a bajo y viceversa, sin un sentido claro; convirtiendo las improvisaciones en ejercicios gimnásticos efectistas pero que no aportan, en la mayoría de los casos, un mensaje coherente y bonito de escuchar (aunque para gustos…).

Sin más te dejo aquí el vídeo que he preparado. Y no olvides que si quieres recibir clases de Guitarra, Armonía y Composición ON LINE puedes informarte AQUÍ, y presenciales AQUÍ