Cómo Improvisar: 18 Escalas (VÍDEO)

Parece que está claro que lo que más llama la atención son esos solos míticos de guitarristas que manejan la técnica, la armonía y la visualización de manera espectacular. Y dentro de este grupo de gente están l@s músicos que lo hacen improvisando, es decir, que se aventuran a tocar sobre una rueda de acordes sin haberse aprendido previamente lo que deben tocar…

Si bien es cierto que la improvisación pura no existe, pues todo se hace sobre un trabajo previo, es decir, con la facilidad de reacción que te proporciona el haber contemplado cuantas más opciones mejor; el resultado final, ofrece a la gente que escucha la sensación de que todo lo que va sucediendo es nuevo también para la persona que toca.

Este trabajo previo, consiste, «teóricamente», en aprender escalas, fraseos, patrones, técnicas y todo combinado en todas las situaciones y entornos armónicos posibles. Un trabajo arduo y largo, que probablemente dure toda la vida del músico. Nunca se para de aprender a improvisar porque siempre hay un punto de vista nuevo o una combinación que no se había contemplado.

Queda claro que cuantas más experiencias guardes en tu mochila, más rica y sorprendente será la «improvisación». O, dicho de otra manera, lo emitido, lo expulsado y utilizado en el momento en que nos enfrentamos a una rueda de acordes e intentamos usar los recursos atesorados.

Y como en casi todo, lo mejor es empezar por el principio: Guardar cosas útiles en la mochila aunque no sepamos a ciencia cierta si las vamos a utilizar todas. Por si acaso.

En el caso que nos ocupa son un montoncillo de diferentes escala. No todas las que hay, pero sí unas cuantas. En total 18. Más adelante podremos aprender que no son tantas y que en realidad son todo relaciones entre unas pocas escala básicas.

Aún así, en las ultimas series de artículos de Guitarra en 30’’, he ido publicando en grupos de tres hasta dieciocho escalas, nueve mayores y nueve menores para usar respectivamente sobre acordes mayores y menores.

Las digitaciones que ofrezco y que he usado en la improvisación del vídeo, son las nº 1 de cada escala. Es decir, que cada una de las dieciocho, tiene como mínimo tantas digitaciones (formas de tocarlas a lo largo del mástil) como notas tenga la escala en cuestión.

Por eso, el resultado no es exactamente como el que obtendría al plantearme e intentar una improvisación real, pues habría elegido otras opciones: Aquellas que no me forzasen a dar tanto salto de una posición a otra del mástil.

Ten en cuenta que en el caso de la improvisación del vídeo, sigo la digitación nº1 de cada escala, que estará allí donde se sitúe la raíz de cada acorde en la 6ª cuerda. A eso se deben los saltos a lo largo del diapasón. Para ir anclando la digitación nº1 correspondiente de cada escala en el sitio del mástil donde se encuentra la raíz del acorde sobre el que la voy a utilizar. Esto no es ni bueno ni malo, sólo diferente, las sonoridades cambian cuando eliges para cada escala una u otra digitación, de entre todas las posibles.

Otra cuestión: El Backing Track, lo he compuesto yo mismo y esta es la estructura básica de acordes. En forma de triada:

En el Backing Track no uso triadas, las sonoridades son más elaboradas y uso acordes de sexta y séptima, además de extensiones como #4 y 9, etc. Para enriquecer la sonoridad. Pero si se utilizan las escales en el orden del vídeo se puede hacer perfectamente aunque los acorde sean triadas mayores o menores según corresponda. Los acordes completos que he usado son:

Esto es muy típico cuando se pacta una improvisación. Es imprescindible entender que una escala cualquiera se puede utilizar sobre acordes del mismo carácter. Sólo hay que procurar eso mismo, que la escala sea mayor cuando el acorde es mayor, o menor si el acorde es menor. Lo interesante y misterioso comienza cuando se añaden extensiones a los acordes: Toda aquella nota de la escala que no sean 1- 3- 5. La triada fundamental. Me explico:

Si en tu acorde introduces, añades, una b9; no puedes usar de manera fácil una escala que contenga una 9 natural. Aunque el carácter de la escala —mayor o menor— coincida con el carácter del acorde. Habría un choque si te paras espaciadamente en esa nota diferente.

Por eso, cuando la base de acordes se toca en triadas, la cosa se convierte en algo flexible. Puedes intercambiar escalas para un mismo acorde, siempre que el resultado melódico sea «creativamente interesante» (muy subjetivo esto jejeje). Pero sacrificamos el acople de escala/acorde. En cambio, cuando el acorde acompaña a la escala —los acordes tienen extensiones que están en la escala—, todo se unifica. Se potencia el resultado porque las sonoridades del acorde y la escala se complementan.

Sin más, te dejo a medias para que impacientemente sigas mis publicaciones en busca de más repuestas. Eso sí, estaría bien que te suscribieras a mi canal de YouTube para estar al tanto de próximos video-capítulos.

Te dejo eso sí (por haber llegado, artículo tras otro, hasta éste) un PDF con todo el material compendiado.

Y si necesitas algo de guía y quieres recibir clases ON LINE o Presenciales, Infórmate AQUÍ

 

Digitaciones y Estructura de las 18 Escalas

Digitaciones y Estructura de las 18 Escalas

 

TAB Tablaturas de las 18 Escalas

TAB Tablaturas de las 18 Escalas