Como es bien sabido, relativas son aquellas tonalidades —o escalas— mayores o menores que comparten el mismo número de alteraciones en su armadura. Es decir, que tienen en su estructura el mismo número de sostenidos (♯) o bemoles (♭).

Si, como normalmente se hace, partimos de la tónica de la escala mayor —nota 1, raíz— la tónica de la tonalidad menor se encuentra a una 6ª mayor de distancia, es decir 4 tonos y ½ .

Aunque, si usamos la regla del 9 para calcular, es mucho más fácil encontrar la relativa menor a una 3ª menor descendente (hacia el lado grave), o sea 1 tono y ½ hacia abajo. Por ejemplo, en la escala de C, su relativa estará a una 6ª ascendente o una 3ª menor descendente: A

Un concepto añadido: Relativo; también hace referencia a los acordes, no sólo a las escala o tonalidades. Es decir, que el relativo de C (acorde) sería Am.

En esta ocasión, sin embargo, vamos a utilizar el concepto de relaticos no como algo teórico si no como una herramienta de visualización, un método para encontrar más fácilmente «cosas» en el mástil: acordes y digitaciones.

Una de las tareas que creo que más desaniman es la cantidad de trabajo de memorización e integración de las digitaciones de las escalas y de los acordes. Siempre es necesario «picar piedra» para tener una base sólida; pero también se hace imprescindible tener sistemas de simplificación, sobre todo cuando nos enfrentamos a muchos cambios de escala en un espacio corto de tiempo o en una sección de un tema en el que hay un paseo de acordes a toda velocidad.

«Pasan como postes» he oído decir, jejeje .

Y según una fórmula que yo uso que dice: hay tantas digitaciones diferentes, como notas tenga la escala

Imaginemos: Una escala mayor tiene 7 notas, es decir 7 modos —griegos—, es decir, 7 escalas de carácter diferente, es decir 7×7=49 digitaciones.

Pero esto no es así, ya que todas las escalas de los diferentes modos están construidas con las mismas 7 notas, es decir, que cada una de las 7 digitaciones primarias originales — de la escala principal, el modo 1 (jónico)— son también alguna de las digitaciones de los seis restantes modos.

Esto lo cuento más ampliamente en este artículo, pero para que sirva como adelanto os pongo aquí un ejemplo.

La digitación que empieza en la 4ª de la escala de G, nota C, es:

  • La digitación nº4 de la escala Jónica de G.
  • La digitación nº3 de la escala Dórica de A.
  • La digitación nº2 de la escala Frigia de B.
  • La digitación nº1 de la escala Lidia de C: ésta es la opción principal.
  • La digitación nº7 de la escala Mixolidia de D.
  • La digitación nº6 de la escala Eólica de E.
  • La digitación nº5 de la escala Locria de F#.

Esto se puede extrapolar a cualquier tipo de escala, ya sea pentatónica, diatónica, sintética, etc. Siempre funciona.

Antes de explicar la mecánica del sistema de relativos vamos a comprender una cosa: La manera habitual de organizar las digitaciones de una escala es recortar el mástil por secciones —cuadrantes— y anclar las figuras (digitaciones) tomando como referencia la 6ª cuerda principalmente (y también la 5ª y 4ª para los acordes).

Obviamente, dentro de una digitación dada x, desde la 6ª cuerda, tenemos por añadidura diversas formas de digitación resultantes para cualquiera de las notas que se hallen contenidas en dicha digitación. Por ejemplo, la digitación nº1 de una escala mayor natural contiene la digitación nº 6, que parte desde la sexta nota de la escala y que es la raíz del sexto modo, llamado eólico:

Está claro que es trabajo inútil aprenderse las digitaciones de una escala en todas las cuerdas, si las de la 6ª contienen las de las otras cuerdas: Lo que hay que hacer es reforzar la visualización comprensiva.

 Aun así, me parece muy interesante aprenderse las digitaciones s 1 y 6 de la escala diatónica (1 y 5 en una pentatónica), que son las que pertenecen a los relativos mayor y menor respectivamente, en las cuerdas 6ª y 5ª, de manera que podamos simplificar la visualización, con el añadido de que la fórmula nos valdrá tanto para un tema en modo mayor como en menor. Tengamos en cuenta que las notas de cualquier escala secundaria —modos— son las mismas que las de la principal, es decir, lo que varían son las notas raíz, y por tanto los puntos de anclaje/partida en el diapasón.

Las digitaciones principales de una escala diatónica/pentatónica, en 6ª y 5ª cuerda, tocadas en el mismo traste (mismo tono), son:

6 Diatónica Mayor-Pentatónica

 


Pues vamos a ello… Así funciona esta herramienta de visualización:

  • Hallar el acorde relativo mayor o menor, según el acorde dado.
  • Localizar ambos en las cuerdas 6ª y 5ª, desde la parte más grave, hasta encontrar su octava y después completar el diapasón.

  • Tomar las localizaciones encontradas —cuerda y traste— de las raíces de los acordes como puntos de anclaje/partida, para rellenar el diapasón con las digitaciones respectivas nos 1 y 6 en 5ª y 6ª cuerda de la escala elegida.
  • La formula resultante es:

                >menor en 6º –Mayor en 6ª –salto sin solapamiento–

–menor en 5ª –Mayor en 5ª>

El resultado práctico es que con dos digitaciones para la mayor y dos para la menor, en suma cuatro (realmente dos porque aunque empiecen en diferente cuerda la similitud es casi total); en vez de siete, podemos «rellenar» el diapasón de manera que nos sirva la visualización tanto para el modo mayor, por ejemplo una tema en G (mayor), como para el modo menor, un tema en Em (su relativo). Lo único que habría que hacer es cambiar el punto de anclaje/partida para ajustar la sonoridad de las digitaciones al tono del tema.

¿Qué significa esto? Comprensiblemente, cada escala (tonalidad) tiene su raíz en trastes diferentes. Pero también hay que cambiar el punto de anclaje/partida cuando lo que hacemos es cambiar de modo, es decir, aunque la tonalidad fuente sea la misma, cada modo tiene una raíz diferente aunque las notas que usamos para cada modo sean exactamente las mismas que las de la escala principal —modo 1—. Por ejemplo:

El modo 2, dórico, de la escala/tonalidad mayor de A es Bm y su escala es:

B-C#-D-E-F#-G#-A

Las mismas notas que la escala de A modo 1:

A-B-C#-D-E-F#-G#

Pero su sonoridad es sensiblemente diferente.

En este caso aunque la formula de visualización es la misma, el punto de anclaje partida es en otra nota: B

Los puntos de anclaje/partida se quedan en el mismo sitio sólo cuando alternamos del mayor al menor relativo y viceversa.

Vamos a ver cómo queda el diapasón configurado con esta fórmula para una escala diatónica y para una pentatónica:

10e Digitación Diatónica Patito

9d Digitación Pentatónioca Patito

De todas formas, para resolver las posibles dudas os dejo aquí un vídeo explicativo:

Acerca de Javier Cabañas

"Wabi es la belleza de las cosas imperfectas, mudables e incompletas. Es la belleza de las cosas modestas y humildes. Es la belleza de las cosas no convencionales".

Los comentarios están cerrados.